Bebé prematuro

Un nacimiento prematuro es cuando el bebé nace antes de completar las 37 semanas del embarazo. Un embarazo a término es aquel que completa las 40 semanas.

En la mayoría de los casos, los partos prematuros ocurren de forma espontánea, en donde se rompe la fuente de aguas o cuando el cuello uterino se dilata prematuramente sin contracciones, lo que se denomina insuficiencia cervical o cervicouterina.

En otros casos el parto prematuro es planeado, es donde el médico determina inducir el parto o practicar una cesárea antes de las 37 semanas de embarazo cuando se presenta una complicación médica grave, como una preeclampsia o que el bebé o la madre corran algún riesgo. 

Con el aumento de tratamientos de fertilidad, existe mayor probabilidad de embarazos múltiples (gemelos o más bebés), estos tienden a nacer antes de llegar a término.

Aunque estas pueden ser algunas causas del parto prematuro, depende de muchos factores y varía dependiendo de cada caso clínico.

Si su parto comienza prematuramente esto no quiere decir que darás a luz un bebe prematuro  y no hay motivo o condición médica que requiera de un alumbramiento inmediato, el médico quizás pueda retrasar el parto algunos días. Esto le da la oportunidad de suministrar corticoesteroides al bebé, que ayudan a que sus pulmones y otros órganos se desarrollen con mayor velocidad, lo que ayuda enormemente aumentando las probabilidades de sobrevivir y reduciendo algunos de los riesgos relacionados al nacimiento prematuro.

El bebé prematuro, debido a que nace muy pronto, puede sufrir problemas de salud, dado a que sus órganos no tuvieron el tiempo suficiente para desarrollarse. Algunos bebés prematuros pueden sufrir de:

- Complicaciones en su sistema nervioso

- Complicaciones en el tracto intestinal

- Problemas respiratorios

- Problemas de visión

- Problemas de audición

- Parálisis cerebral

- Problemas en su desarrollo

- Dificultades en su alimentación

Si bien es cierto que es imposible predecir si su bebé sería o no un bebé prematuro, hay algunos factores que se consideran de mayor riesgo y que pueden aumentar esta probabilidad.

  • Ya ha tenido anteriormente un parto prematuro.
  • Ha tenido sangrados vaginales durante más de un trimestre de embarazo
  • Está embarazada con dos o más bebés
  • Es menor de 17 años o mayor de 35 años
  • No ha ido al control prenatal o empezó a ir muy tarde a sus consultas.
  • Sufre de estrés crónico.
  • Ciertos factores genéticos o hereditarios
  • Problemas de salud tipo diabetes, cardiopatías o nefropatía
  • Consumo de tabaco o drogas

En los casos de que presente un alto riesgo de parto prematuro, es de vital importancia que tome los cuidados necesarios, mantenga una buena alimentación, descanse bien y reciba una atención prenatal temprana.  Dependiendo de su situación o caso el médico puede recomendar que vea a un especialista en embarazos de alto riesgo (perinatología) para que ayude con su cuidado prenatal.

 

Cuidados en el hospital

Un bebé prematuro, como no está preparado para la vida extrauterina, requiere de cuidados especiales en el hospital, o conocido también como Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales.

Este es un entorno protegido para su recién nacido en donde permanecerá hasta que el bebé no requiera de atención especializada, donde se le da de alta cuando el bebé

  • Pese al menos 4 libras
  • Pueda respirar por si solo.
  • Pueda tomar pecho o un biberón
  • Pueda mantener la temperatura corporal por si solo
  • Aumente de peso sistemáticamente a razón de ½ a 1 onza por día.
     

Cuidados en casa

Cuando el bebé prematuro es dado de alta, es porque ya ha pasado por todos los exámenes necesarios para determinar que ya está listo para ir a casa, y es necesario tomar en cuenta los cuidados que va a requerir de ahora en adelante.

Al igual que un bebé que haya nacido a término (después de haber completado sus 40 semanas), él bebé prematuro requerirá de algunas atenciones y cuidados.

  • Temperatura corporal. Su mecanismo regulador de temperatura corporal debe estar funcionando correctamente al momento que se le da de alta, pero por su poco peso y su mayor superficie corporal, puede necesitar mas ayuda para mantener calor. Es necesario estar pendiente de que la temperatura corporal del bebé sea la adecuada.
  • Alimentación al recién nacido. Lo ideal es realizar la lactancia materna al máximo tiempo posible. Puede que necesite alimentarse con mayor frecuencia ya que su estómago es muy pequeño o no tiene la fuerza suficiente de succión y necesita más tiempo entre una toma y otra. Puede ser que requiera extraer la leche y proveerla por medio de un biberón, de esta forma es más fácil para su bebé. 
  • Vacunaciones y enfermedades. Ser muy puntuales con los calendarios de vacunaciones. El riesgo de infecciones es mayor en los bebés prematuros, ya que no lograron completar el proceso del paso de los anticuerpos de la madre al feto por la placenta. Los bebés prematuros no solo necesitan mas tiempo para madurar su sistema inmunológico, sino también que no poseen los suficientes anticuerpos de origen materno.
  • Ambiente limpio y tranquilo. Los hermanos, familiares y visitas, deben mantener atención a evitar acercarse al bebé si se encuentran enfermos y lavarse cuidadosamente bien las manos antes de tocarlo. Evitar el bullicio o lugares muy conglomerados de gente, ya que tienen una sensibilidad mayor a los bebés nacidos a término.

Los controles y las visitas médicas son claves para consultar a su pediatra y confirmar que su bebé está subiendo de peso, desarrollándose correctamente y poder hablar de cualquier tema, incluyendo de cómo le está yendo a su bebé en casa.

Desarrollo de un bebé prematuro

Si su bebé nació con más de tres semanas de anticipación, es posible que tenga más dudas o preguntas sobre su bebé y cómo crecerá comparado con un bebé que nació a término. El desarrollo de cada bebé es distinto. Para los bebés prematuros se debe considerar la edad corregida. Esta se calcula contando las semanas de cuando nació él bebé menos la cantidad de semanas que nació antes de su fecha prevista de parto. Por ejemplo, si su hijo nació en la semana 28, fue 12 semanas (3 meses) prematuro. Cuando su bebe tenga 6 meses de edad (24 semanas desde el nacimiento), su edad corregida es 24 semanas - 12 semanas = 12 semanas (3 meses).

Con la edad corregida le ayuda a entender o explicar mejor ciertos hitos o logros que son importantes para su bebé que van acorde a su etapa. Normalmente, cuando su bebé haya alcanzado los 2 años a 2 años y medio habrá normalizado su ritmo de desarrollo y no será necesario más utilizar este cálculo.

Si nota que existen anomalías o considera que el desarrollo de su bebé presenta problemas o retrasos, consulte siempre a su médico, quien le dará las recomendaciones necesarias.

Links

https://medlineplus.gov/spanish/prematurebabies.html

 

https://espanol.babycenter.com/a700481/el-parto-y-el-nacimiento-prematuros

 

http://www.who.int/features/qa/preterm_babies/es/

 

https://www.serpadres.es/bebe/0-3-meses/articulo/cuidados-bebe-prematuro-primeros-dias

 

http://americanpregnancy.org/es/labor-and-birth/premature-care/

 

https://www.healthychildren.org/spanish/ages-stages/baby/preemie/paginas/corrected-age-for-preemies.aspx

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial