La Tiroides

¿Qué es la tiroides y para qué sirve? 

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en el cuello, justo arriba de la clavícula. Es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas. Las hormonas tiroideas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo.

Las hormonas son creadas cuando la tiroides capta el yodo que se encuentra en nuestra sangre, proveniente de los alimentos que consumimos. Este yodo se mezcla con la una proteína llamada tiroglobulina, de esta acción, se produce una enzima llamada tiroperoxidasa. El yodo se metaboliza para poder fabricar las hormonas finales. Estas hormonas son T4 o Tiroxina (4 moléculas de yodo) y T3 o triyodotironina (3 moléculas de yodo).

Estas viajan por la sangre y llegan por todo el cuerpo, ejerciendo múltiples funciones a nivel metabólico de nuestro organismo.

La glándula tiroides ayuda al cuerpo a mantener su temperatura, a que el corazón, los músculos y otros órganos funcionen correctamente, además de que ayudan a que el cuerpo utilice de manera adecuada su energía.

Hay ciertos trastornos que se presentan cuando la glándula tiroides empieza a fallar:

  • Cansancio excesivo
  • Cambios bruscos en tu peso
  • Intolerancia a las temperaturas (mucha calor o mucho frío)
  • Cambios repentinos en tu estado de animo
  • Serios problemas de concentración
  • Alteraciones en el ciclo menstrual
  • Cambio en el pelo y en las uñas
  • Calambres, dolores musculares, manos temblorosas
  • Sudor excesivo
  • Ritmo cardíaco acelerado

Estos trastornos son los síntomas que indican la presencia de alguna enfermedad tiroidea. Estas enfermedades se clasifican en base a las alteraciones que causa al fallar la tiroides.

Alteración en la producción de hormonas.

  • Hipotiroidismo. Producción mayor de hormonas de las que el cuerpo necesita.
  • Hipertiroidismo. No se producen la cantidad suficiente de hormonas necesarias. Este puede tener su origen de un trastorno autoinmune, Enfermedad de Graves, donde se caracteriza además de los ojos saltones.

Alteración en el tamaño de la glándula

  • Bocio simple. Crecimiento de la glandular en forma regular.
  • Bocio nodular. Crecimiento de nódulos.

Cáncer de tiroides

  • Cáncer endocrinológico. Aumento de la masa de tejido (tumor) que crece sin control afectando la tiroides.

En muchos casos los problemas con la tiroides son detectados cuando ya está avanzada la enfermedad ya que sus síntomas son muy difusos y muchas veces pueden ser pasados por alto lo que puede ocasionar que no se acuda de inmediato a un médico especialista para realizar un diagnóstico.

Es importante tomar en cuenta que el 50% de las disfunciones tiroideas se deben a la enfermedad autoinmune, y estas alteraciones son más frecuentes en las mujeres. Por ejemplo, es más común durante el embarazo o a partir de la menopausia.

Existen factores de riesgo que aumentan las posibilidades de sufrir enfermedades en la glándula tiroidea:

  • Familiares que han sufrido de la tiroides.
  • Sexo y edad (con mayor frecuencia en las mujeres y en mayores de 40 años).
  • Tabaquismo (el cigarrillo contiene componentes tóxicos y nocivos para la glándula).

Los diagnósticos de las enfermedades causadas por la tiroides pueden ser tratadas por medio de tratamientos indicados por médicos especialistas. Endocrinólogos, médicos y científicos que atienden pacientes con problemas hormonales y de las glándulas endocrinas. Dichos tratamientos ayudan a controlar la enfermedad y ayudan a recuperar la calidad de vida de quienes la sufren.

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial