Preparación del paciente antes de las pruebas de laboratorio

Exámenes de laboratorios para pacientes del Hospital San Fernando

El laboratorio clínico es el encargado de realizar exámenes que aportan información valiosa para la toma de decisiones de los médicos. Las pruebas de laboratorio ayudan no sólo en el diagnóstico de enfermedades, sino en el monitoreo y tratamiento del paciente. Debido a que es nuestra salud la que estamos cuidando, debemos poner mucho interés en escoger un laboratorio con personal capacitado, actualizado e idóneo, que tenga equipos y tecnología actualizada y que se base en normas de calidad total.

Para garantizar la calidad de los resultados de las pruebas de laboratorio, el paciente contribuye con su granito de arena preparándose ya sea para la toma de la muestra como para la recolección y transporte de ella.

En el laboratorio moderno son muchas las pruebas disponibles, pero afortunadamente, la mayoría de ellas no requieren de preparaciones especiales por parte del paciente. Por ejemplo, si a Usted le ordenan un hemograma, creatinina, o pruebas del hígado, usted puede ir en cualquier momento para que se le extraiga la muestra.

Para muy pocos exámenes el paciente sí debe seguir instrucciones específicas antes de la toma o recolección de la muestra, entre ellas: estar en ayunas, presentarse en cierto momento del día, seguir alguna dieta especial por un período de tiempo, no fumar, y/o realizar una limpieza especial.

El estar en “ayunas” significa NO ingerir alimentos o bebidas por un período de tiempo determinado. Para algunos exámenes esto es necesario, debido a que los niveles en la sangre de sustancias como por ejemplo la glucosa, varían durante la digestión. Mientras se esté en ayunas, el paciente sólo puede ingerir agua. No es permitido comer nada, ni tomar café, ni jugo, ni té, sólo agua. No se puede masticar goma de mascar, aunque sea de las que no contienen azúcar, pues la digestión se activa y los resultados de las pruebas se afectarían. En cuanto a los medicamentos se pueden tomar, a menos que el médico permita que no se tomen. En caso de tomarlos, debe ser con agua.

Algunos de los ejemplos de pruebas que requieren de ayuna son: determinación de la glucosa (glicemia), insulina y triglicéridos. Para la glicemia, con una ayuna de tres horas es suficiente, pero en cambio para la prueba de triglicéridos, se requiere entre 10 y 12 horas sin haber ingerido alimentos ni bebidas, solo agua. Los triglicéridos generalmente se solicitan como parte del perfil de lípidos que incluye además colesterol, HDL / colesterol y LDL / colesterol. Son los triglicéridos los que se afectan con lo que comimos previo a la extracción de la muestra, no así el colesterol y el HDL. Si comparáramos resultados de triglicéridos en ayunas y luego de una comida, encontraríamos una variación, no así con el colesterol, pues éste no sufre cambios inmediatos.
Para cumplir con una ayuna de 12 horas, lo más cómodo para usted es dejar de comer por ejemplo a las 7 de la noche y presentarse para la toma de muestra entre las 6 y 7 de la mañana.

La prueba de la tolerancia a la glucosa puede ser de dos hasta 5 horas, según las órdenes médicas. Esta prueba incluye medir los niveles de glucosa en ayuna, y cada hora después de ingerir una solución de glucosa. Para este examen usted debe estar preparado para permanecer dentro del laboratorio, sin comer, hasta que termine la prueba. No puede retirarse durante la prueba pues el caminar o correr afectaría los niveles de la glucosa, y los resultados no serían confiables.

Para un examen de orina, se debe realizar una limpieza de los genitales con jabón y abundante agua, muy especialmente si el examen es de cultivo. Siempre es preferible la primera orina al levantarse pues está más concentrada, pero es permitido recogerla en cualquier momento del día. Es de suma importancia que la orina se lleve al laboratorio en menos de 1 hora, pues las bacterias que puede tener se multiplican y los elementos que forman parte de ella, se pueden afectar. Si no se lleva a tiempo la muestra, los resultados obtenidos serían incorrectos. Además, se debe evitar tomar altas dosis de vitamina C, pues puede afectar los resultados del urinálisis.

Las muestras de heces para parásitos, amebas, leucocitos y cultivo, no requieren preparación especial. Al momento de recolectarlas se debe tener cuidado de no mezclarlas con orina y se deben llevar al laboratorio para su examen en menos de 30 minutos después de recolectadas. Si hay una demora en el envío, los parásitos y bacterias patógenas se podrían ver afectados y no se detectarían.

Cada vez que se ordene un cultivo, por ejemplo de orina, heces, garganta, esputo, la muestra se debe recolectar antes de comenzar a tomar los antibióticos. Si se recolecta después, el crecimiento de las bacterias no se podrá dar y se obtendrían resultados falsamente negativos.

El examen de sangre oculta en heces es muy sencillo y sirve para determinar si hay un sangrado en algún lugar del tracto gastrointestinal y un posible cáncer de colon. Para garantizar los resultados, el paciente debe seguir una dieta libre de carnes rojas 3 días antes de la recolecta. También se debe evitar la aspirina, vitamina C, anti-inflamatorios y vegetales como brócoli, pepinos, zanahorias y otros. El laboratorio de su elección debe contar con la lista completa de alimentos que pueden interferir con la prueba.

Finalmente, mantenga siempre una relación abierta con el personal del laboratorio. Si no se las proporcionan, solicite instrucciones claras y escritas para la recolección de muestras. Si tiene alguna duda, pregunte. Después de todo, la muestra clínica es suya y se obtuvo de su cuerpo. Los resultados que se obtengan serán muy útiles para conocer su estado de salud y es misión tanto suya como la del laboratorio, de garantizar los resultados.

Por: Lic. Loyda A. Oduber Grimaldo
Tecnóloga Médica para Clínica Hospital San Fernando

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando