¿Sabes qué es el tabaco?

El tabaco es un producto agrícola cuyas hojas son consumidas de diversas formas: masticadas, aspiradas y la  más común por medio de combustión de humo. Aunque se comercializa legalmente en todo el mundo, mantiene restricciones de consumo en muchos países por sus efectos negativos en la salud.

Entre las diversas sustancias que componen el tabaco se encuentra la nicotina, la cual es altamente adictiva. Esta es la principal causante del tabaquismo, considerado una de las adicciones que más daño hace a nuestro organismo.

El consumo del tabaco genera muchas complicaciones que a largo plazo causan daños en nuestro organismo. La acción continua y prolongada de las sustancias en los cigarrillos pueden llegar a provocar diversas patologías.

Algunos de los principales daños que causa el consumo del tabaco son:

 

  • Afecta los sistemas broncopulmonar y cardiovascular. Es considerado una de las causas principales de cáncer de pulmón, laringe, órganos digestivos y aparato urinario.

 

  • Periodontitis y gingivitis:  el calor producido por la combustión del cigarrillo que tiene contacto directo con la mucosa oral, produce efectos dañinos sobre la misma.

 

  • Los que fuman tienen menos inmunidad a las infecciones en comparación con los que no fuman. Son más propensos a padecer otro tipo de enfermedades tales como úlceras de estómago, enfermedades cardiacas y de los vasos sanguíneos.

 

  • Tienen más riesgos de sufrir de bronquitis crónica y enfisema.

 

  • En base a cifras de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el peso de los recién nacidos cuyas madres son fumadoras  es menor comparado a los hijos de madres no fumadoras.

 

  • Cicatrización deficiente de una herida después de una cirugía.

 

  • Disminución de la capacidad para saborear y oler.

 

  • Pérdida de la vista debido a un aumento del riesgo de degeneración macular.

 

  • Daño en los espermatozoides, lo cual puede llegar a causar esterilidad.

 

  • Empeoramiento de la hipertensión arterial y la angina.
     

La dependencia al tabaco es un problema de salud que no solo afecta a los fumadores, sino también a las personas que se encuentran a su alrededor. Los no fumadores también son afectados por estar cerca o convivir en el mismo entorno de un fumador, pudiendo llegar a presentar los mismos daños o enfermedades que un fumador.

EL ORIGEN DEL PROBLEMA

Existen muchos factores en las causas que incitan a las personas a fumar. El entorno social, donde las personas, principalmente jóvenes, buscan aceptación. Algunas costumbres personales, como fumar para calmar los nervios o después de las comidas para facilitar la digestión.

Investigaciones recientes demuestran que la mayoría de las personas inician este hábito antes de cumplir los 18 años, lo que significa un problema latente entre los jóvenes que requiere de guía y orientación.

 

DATOS INTERESANTES

  • Según la Organización Mundial de la Salud el tabaco es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte prematura del mundo.
  • Panamá se ubica en segunda posición a nivel de América como país con menor consumo de tabaco.
  • La encuesta mundial de tabaco en adultos (GATS) que se realiza cada cinco años, ha destacado que un 6.1% de la población panameña de 15 años y más consume tabaco, siendo la población indígena la de mayor prevalencia, seguida por la población de las áreas rurales.

BUSCANDO AYUDA

El primer paso es tomar consciencia del daño a uno mismo como persona, para poder buscar la ayuda que mejor funcione para cada individuo.

 Existen diferentes tipos de tratamientos para la adicción al tabaco, entre ellos, sustituto de nicotina, terapias de grupo o individual y la medicación.

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial