¿Sabes qué es la Influenza?

Con el notorio cambio de clima, hay ciertas enfermedades que tienden a ser más habituales durante esta época del año. Por ejemplo: La Influenza.

La Influenza (Gripe) es una enfermedad contagiosa, infecciosa y aguda, causada por un virus que ataca las vías respiratorias produciendo generalmente fiebre, sensación de malestar general, dolores musculares y dolores de cabeza. Estos síntomas iniciales son los que mayormente ayudan a diferenciar una gripe de un resfriado común.  

Los cambios estacionales pueden incrementar las tasas de infección, principalmente durante la temporada de lluvias. ​

Puede afectar a personas de cualquier edad. Aunque las personas cuyas defensas estén bajas o su sistema inmunológico se encuentra con deficiencias, pueden sufrir mayor riesgo de contagio.

La población especialmente vulnerable a las cuales se les recomienda recibir primeramente las vacunas contra la influenza son:

  • Niños menores de cinco años
  • Adultos mayores de 65 años.
  • Personas con problemas respiratorios.
  • Personas con enfermedades crónicas, tipo VIH/Sida, Diabetes, Cáncer, Hipertensión, Asma, Obesidad.
  • Mujeres embarazadas.

El contagio se produce o se propaga principalmente por pequeñas partículas que se encuentran en el aire, después que una persona afectada estornuda o tosa sin tomar las medidas correctas de protección. Si usted se encuentra en un ambiente donde haya personas infectadas por el virus, tiene más probabilidad de contagio.

Algunos síntomas de la influenza son:

  • Dolor de garganta
  • Dolores musculares y corporales
  • Fiebre. Sentirse afiebrado y/o con escalofríos
  • Tos
  • Fatiga o cansancio
  • Mucosidad nasal o nariz tapada

       (Existen algunos casos, muy pocos, donde la persona no presenta fiebre).

Por lo general el tiempo de incubación del virus puede ser de dos a cuatro días y suele durar al menos una semana a dos semanas. Cabe resaltar que mientras más expuesto está al virus, más disminuye el tiempo de incubación.

El tipo de tratamiento va a depender de la condición del paciente al visitar al médico, alguno de ellos son:

  • Tratamiento habitual: el médico recomienda el consumo de mucho líquido, reposo y fármacos que ayudan a aliviar los síntomas.
  • Tratamiento antiviral: normalmente recomendado en los casos de personas con mayores riesgos de tener complicaciones de la enfermedad.
  • Tratamiento con antibióticos: sólo se aplica cuando en los exámenes del paciente se ha encontrado la evolución de una bacteria. En este caso se aplicará la familia de antibiótico indicado especialmente para el tipo de microorganismo.

Como toda enfermedad, si no es tratada correctamente, puede causar complicaciones leves hasta graves.

Las complicaciones leves o moderadas pueden ser infecciones sinusales o del oído, mientras que las  graves pueden ser la neumonía, o el agravamiento de cuadros crónicos como el asma, diabetes mellitus, enfermedades renales, afecciones cardíacas, etc. 

Recomendaciones diarias para evitar el contagio, serían las siguientes.

  • Lavarse las manos con frecuencia, principalmente, después de tener contacto con personas que se encuentren enfermas. El lavarse las manos no solo evita el contagio de la influenza, también evita el contagio de otras enfermedades, virus o bacterias que puedan estar en el ambiente.
  • Taparse la nariz y la boca al momento de estornudar. Preferible utilizar un pañuelo desechable para poder botarlo después del uso, y así evitar que el virus se acumule o se mantenga activo cerca de nosotros. 
  • Trate de no tocarse los ojos, la nariz o la boca, con las manos sucias. Los gérmenes suelen propagarse mayormente de esta forma.
  • De estar contagiado, mantenerse en casa, así evitará el contagiar a más personas.
  • Limpiar y desinfectar superficies de contacto común en la oficina, el hogar, la escuela, especialmente si existe personas contagiadas.

La mejor forma de evitar el riesgo de contraer la enfermedad es a través de la vacuna anual contra la influenza. Entre más personas se protegen, menos podrá propagarse el virus.

El tratamiento oportuno y la vacunación ayudan a superar y prevenir la influenza.

 Recuerde siempre visitar a su médico y no automedicarse.

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial