Segundo trimestre del embarazo

¿Estás iniciando el segundo trimestre de tu embarazo? Esta es la etapa de estabilidad, donde te sientes más cómoda con tu estado. Tu cuerpo continúa cambiando durante esta hermosa aventura y habrás normalizado muchos de los trastornos que son más frecuentes en el primer trimestre.

Desde la semana 13 hasta la semana 27, que sería el tiempo que dura tu segundo trimestre de embarazo, en esta etapa encontrarás que hay aspectos físicos más notorios y donde puedes empezar a sentir muchos cambios en tu organismo además de los movimientos de tu bebé.

Durante este tiempo tu bebé continúa creciendo y desarrollándose casi a diario, lo que significa que tu barriga crecerá y se notará más tu embarazo.

Además de algunos síntomas que aparecen durante este período, como lo son hinchazón en las piernas o la aparición de várices, podrás sufrir también de insomnio o fatiga física, tendrás un aumento de peso, el cual se considera normal de que sea entre 1 y 1.5 kilo por mes.

Algunos aspectos significativos para madre e hijo.

Para tu bebé. La mayoría de los órganos principales están formados y trabajando, ciertos ajustes orgánicos se dan a lugar para que tu pequeño responda bien al cambio de ambiente después del nacimiento.

Para ti. Estas más emocionada y atenta, pues sientes con mayor frecuencia los movimientos de tu bebe. La conexión desde el vientre se torna mas fuerte y emotiva.

En tus visitas de control prenatal durante esta etapa, el medico podrá pedirte que realices otros tipos de exámenes, ahora que él bebe está en su etapa de crecimiento, los exámenes o pruebas de laboratorio serán aquellos que el médico indique para determinar que evolucionas correctamente.

Se te solicitará de realizar tu segunda ecografía para evaluar la anatomía del bebé y verificar su crecimiento normal y detectar anomalías fetales o defectos de nacimiento. Otro uso de la ecografía en esta fase es que se puede determinar el sexo del bebé, una parte muy emocionante, siempre y cuando el bebé se deje ver.

De igual forma las pruebas genéticas ayudan a detectar anomalías en el cerebro, la columna vertebral y problemas genéticos. La mayoría de estas pruebas suelen hacerse en el primer trimestre, aunque algunas pueden realizarse en el segundo trimestre o de manera parcial entre el primer y segundo trimestre.

Las mujeres con mayor riesgo para estos problemas:

  • Mayores de 35 años.
  • Antecedentes familiares de defectos de nacimiento hereditarios.
  • Embarazos anteriores donde el feto haya tenido anomalías genéticas.

En el segundo trimestre lo más probable es que tu médico te pida que lo visites una vez al mes, a menos que tengas alguna complicación que requiera revisiones más frecuentes. 

Algunas características de desarrollo significativas del segundo trimestre serían:

  • La placenta está desarrollada y proporciona al bebé oxígeno y nutrientes, además de permitirle al bebé de eliminar sus desechos.
  • Los párpados del bebé se han fusionado para proteger los ojos, además, las cejas y pestañas se forman.
  • El desarrollo de los músculos también continua y el bebé realiza muchos movimientos con la cabeza, la boca, los brazos, las muñecas, las manos, las piernas y los pies.
  • Los huesos empiezan a endurecerse u osificarse. Los primeros huesos que se osifican son los que forman las clavículas y las piernas.
  • El sistema reproductor del bebé continúa desarrollándose, en los varones, los testículos han comenzado a descender del abdomen y en las mujeres el útero y los ovarios ya están en su posición.
  • La audición del bebé también ha continuado su desarrollo y es bastante probable que el bebé sea capaz de escuchar y reconocer la voz de la madre y del padre.
  • El cerebro se desarrolla rápidamente durante las próximas semanas, el sistema nervioso se ha desarrollado lo suficiente como para controlar algunas funciones.

Al final del segundo trimestre, la mamá puede sentir que la barriga pesa más, el bebé le aprieta la vejiga, le molesta la cintura, puede tener dificultad para dormir en ciertas posiciones. Todas estas sensaciones son frecuentes, y pueden ser conversadas con el médico para disipar cualquier duda, sobre todo si la mamá es primeriza.

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial