Tercer trimestre del embarazo

¡Empieza la recta final de esta maravillosa aventura! Inicias el tercer trimestre de tu embarazo, es decir que ya estás en los últimos preparativos para recibir a ese hermoso bebé que ha crecido en tu vientre en los últimos meses y que percibiste día tras día todos los cambios que ambos han vivido juntos.

El tercer trimestre de embarazo comprende desde la semana 28 hasta la semana 40.

En este período es probable que tu médico solicite verte con más frecuencia. También es probable que te solicite que estés más atenta a los movimientos del bebé, llevando un control de los mismos. Esto es totalmente normal, ya que con el crecimiento mayor de tu barriga y de tu bebé al mismo tiempo, es necesario controlar que sus movimientos sigan estando de manera activa, en caso contrario contacta a tu médico para que pueda hacer las evaluaciones pertinentes.

Algunos aspectos significativos de este tercer trimestre son:

  • El desarrollo fetal continua durante este período, el bebé puede abrir los ojos y sus pestañas ya están formadas.
  • Aunque si los pulmones no están completos todavía, hay algunos movimientos respiratorios rítmicos. Estos completan su proceso de crecimiento hasta antes del nacimiento.
  • Tendrá también ya bastante cabello, crecen también las uñas y empieza a perder la capa de vello tipo pelusa, que ha protegido al bebé durante estos meses para que su piel empiece a ponerse más rosada y suave.
  • Empezará a crecer de manera acelerada y a ocupar mayor espacio dentro del saco amniótico.
  • De manera natural tu bebé buscara su ubicación para la posición para nacer, en la mayoría de los casos esto sería “cabeza abajo”. En los últimos ultrasonidos el médico puede verificar si el bebé se encuentra ya en posición correcta para nacer. De no ser así, él te indicará las recomendaciones necesarias a tomar a la hora del parto.

Como estamos en la preparación de un gran momento, muchos sentimientos se juntan a la vez. Es normal que sufras de mucha fatiga, el peso de la barriga, las ganas más frecuentes de orinar, hinchazón, son trastornos típicos de este último periodo.

De igual forma que pasas por todo esto, en estos tres últimos meses, son los ideales para preparar todo lo que necesitarás tú y tu bebé para su nacimiento. En el artículo Todo Listo Para el Bebé puedes encontrar nuestras recomendaciones para la preparación de la llegada del bebé

Algunos cuidados adicionales que te podemos indicar serían:

  • Aumenta el consumo de lácteos; dado a que tú bebé necesitará más cantidad de calcio durante el final del embarazo. Mantén una dieta balanceada para evitar la retención de líquidos y el aumento de peso excesivo.
  • Cuida tu postura; aumentarán los dolores de espalda, evita agacharte, pero si lo haces que sea con la espalda recta. No levantes objetos pesados y siéntate formando un ángulo recto con la espalda apoyada al respaldo del asiento y las rodillas.
  • No permanezcas mucho tiempo de pie y trata de descansar siempre que lo necesites.

¿Estas preparada para el parto?

Lo primero que debes de saber es que una buena preparación al parto facilita el trabajo de parto y mejora la recuperación posparto. Tener miedos en el momento del parto, dudas e inquietudes es completamente normal. La preparación al parto abarca los últimos meses del embarazo, durante su transcurso procura tener toda la información sobre el trabajo del parto y aprendes diversas técnicas de preparación al parto y de respiración para minimizar el dolor del parto.

Se acerca el gran día.

No hay una manera exacta de predecir el momento exacto en el que empezara el trabajo de parto.

Tu cuerpo empieza a prepararse para el parto con un período hasta de cuatro semanas antes del nacimiento, a medida que se acerca la fecha, puedes sentir algunos síntomas nuevos como también puedes no sentir ningún cambio.

No te alarmes si tu fecha de parto pasa sin signos del comienzo del trabajo de parto. La fecha de parto es simplemente un cálculo estimativo del momento en que el bebé tendrá 40 semanas. No indica cuándo nacerá el bebé. Es normal dar a luz antes o después de la fecha de parto.

Estos son algunos de los síntomas que puedes experimentar en este proceso de preparación para el parto:

  • Tu bebé desciende: es cuando tu bebé baja y se encaja en la pelvis preparándose para el nacimiento.
  • Aumento en las contracciones Braxton Hicks: un incremento en la intensidad de las contracciones de entrenamiento. Algunas mujeres experimentan cólicos similares a los dolores de menstruación. Recuerda lo aprendido en la preparación para el parto y monitorea la frecuencia de las contracciones
  • Cambio en el cuerpo del útero: en los días o semanas previas al parto, los cambios en el tejido conectivo del cuello del útero causan que este se ablande (después se afina y dilata)
  • Expulsas el tapón mucoso: si el cuello del útero empieza a afinarse considerablemente o a dilatarse próximo al momento del parto, puedes expulsar el tapón mucoso, que es una cantidad pequeña de flujo mucoso y espeso que ha mantenido sellado el cuello del útero durante los últimos nueve meses.
  • Dilatación: es para permitir el paso del bebé a través del canal de parto, el cuello del útero debe dilatarse hasta los 10cm, es decir debe haber una dilatación completa.
  • Tus contracciones aumentan en intensidad y en frecuencia: a diferencia de las contracciones de Braxton Hicks, las contracciones de parto son más prolongadas, más intensas y más frecuentes, pues están haciendo que tu cuello uterino se dilate.
  • Rompes fuente: cuando se rompe el saco amniótico lleno de líquido que recubre al bebé, el fluido se elimina por la vagina.

La mayoría de las mujeres comienzan a tener contracciones regulares antes de romper la fuente, pero en algunos casos la fuente se rompe antes de que empiecen las contracciones. Generalmente, cuando esto sucede el parto se desencadena rápidamente.

No tengas miedo de llamar si piensas que ha llegado el momento, aunque los síntomas no sean claros.

Cada embarazo es distinto, y estos síntomas dependerán de cada caso en particular, como por ejemplo, si tienes complicaciones durante el embarazo, si el médico considera que el embarazo es de alto riesgo por algún motivo, si es tu primer bebé o no, o si existen razones prácticas como la distancia de tu casa al hospital o centro de maternidad, por las cuales es aconsejable ir relativamente pronto. 

También dependerá de las preferencias personales del médico, ya que algunos prefieren que se les advierta con más tiempo que otros. 

Al final, lo mejor de todo es disfrutar de este momento…

 

¡Felicidades por la llegada de tu bebé!

Referencias

https://espanol.babycenter.com/a13100031/gu%C3%ADa-esencial-para-tu-embarazo-tercer-trimestre

https://www.mibebeyyo.com/embarazo/tercer-trimestre

https://elembarazo.net/tercer-trimestre

https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/pregnancy-week-by-week/in-depth/fetal-development/art-20045997

http://americanpregnancy.org/es/while-pregnant/third-trimester/

https://elembarazo.net/cuidados-en-el-embarazo/tercer-trimestre

https://espanol.babycenter.com/a700418/s%C3%ADntomas-que-indican-que-va-a-empezar-el-parto

https://elembarazo.net/preparacion-al-parto

https://www.bebesymas.com/embarazo/parto-senales-de-que-se-acerca-el-dia

 

De Tipo: 

Lea otros artículos

Suscríbase y reciba novedades de Clínica Hospital San Fernando

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial