Calidad y Seguridad

Desde los inicios de Clínica Hospital San Fernando en 1949, se tuvo la Visión de una empresa que ofertara servicios hospitalarios de excelente calidad, con personal altamente calificado en unas instalaciones y equipos que se renovaran constantemente para mantener y garantizar un concepto de actualidad. Hace más de diez años se intensifican las acciones para documentar las normas, protocolos y procedimientos, primeros pasos hacia la estandarización con el propósito de proveer una atención de salud lo más segura posible para todos los clientes y usuarios. Se proyectó la obtención de una acreditación en materia de seguridad y calidad, la empresa escogida para trabajar dicha acreditación fue JCI (Joint Commission International), finalmente, luego de tres años de arduo trabajo, el 3 de agosto de 2011, Clínica Hospital San Fernando se convierte en el Primer Hospital de Panamá en obtener tan prestigiosa Acreditación.

Uno de los hechos más relevantes para este logro lo fue el establecimiento de un Departamento de Calidad y de un Comité de Mejora de la Calidad y Seguridad del Paciente que trabaja para coordinar, impulsar y desarrollar una metodología de trabajo tendiente a disminuir los riesgos para el paciente y el personal de CHSF.

El departamento de Calidad y el Comité de Calidad han establecido estrategias apara integrar al Recurso Humano, en un trabajo profesional, basado en la evidencia que de cómo resultado convertir a Clínica Hospital San Fernando en el primer hospital privado en el país, que hace de la mejora continua de la calidad y seguridad del paciente su principal prioridad. La cultura de calidad y seguridad, una vez integrada al trabajo diario, será la garantía para la sostenibilidad de la acreditación de este hospital ante la JCI (Joint Commission Intenational).

Para el establecimiento de la cultura de seguridad se hace énfasis en el cumplimiento de las Metas Internacionales de Seguridad del Paciente y en el Manejo de Eventos Adversos.

Meta # 1

Identificación correcta de los pacientes

Para asegurar la identificación correcta del paciente en CHSF se usarán dos identificadores: nombre completo y cédula de identidad personal, nunca se usará la ubicación del cuarto o número de cama. En todos los casos antes de administrar medicamentos o componentes sanguíneos, de realizar algún tratamiento o procedimiento se verifica la identidad del paciente preguntando su nombre y validando con los datos que tiene en el brazalete.

Identificación correcta de los pacientes

Meta #2

Mejorar la comunicación

Todos los pacientes tienen el derecho a una atención continua dentro de los hospitales, lo que involucra a un número plural de personal en la atención de cada paciente, esto hace necesario que se trasmita la información de forma expedita, completa, oportunamente y sin lugar a dudas, para reducir el riesgo de interpretaciones erróneas, especialmente cuando se trata de órdenes verbales y resultados críticos. Los resultados críticos de laboratorio o radiología son comunicados inmediatamente al médico tratante. Toda vez que ocurre cambio de turno o de personal se dan informes completos de la condición actual de cada paciente.

Mejorar la comunicación efectiva

Meta #3

Mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo

En los hospitales se utilizan medicamentos y electrolitos concentrados cuyo uso es sumamente delicado. Con esta meta se pretende reducir el riesgo de que un paciente reciba altas concentraciones de ellos que pueden poner en peligro la seguridad física y hasta la vida. No se tendrán medicamentos altamente concentrados en las salas a Farmacia de CHSF mantiene estrictos controles en la identificación, almacenamiento y dispensación de estos medicamentos, y da seguimiento a su uso en sala una vez dispensados.

Mejorar la seguridad de los medicamentos de alto riesgo

Meta #4

Garantizar cirugías en el lugar correcto, con el procedimiento correcto y al paciente correcto

En CHSF además de identificar de dos formas diferentes al paciente, se incluye la señalización del sitio quirúrgico en aquellas partes del cuerpo en que existe más de uno, como lo son, dedos, extremidades izquierda y derecha, vertebras etc., la verificación del procedimiento inmediatamente antes de iniciar el procedimiento quirúrgico con el objetivo de reducir al máximo las situaciones de confusión que afecten negativamente a los pacientes.

Garantizar cirugías en el lugar correcto, con el procedimiento correcto y al paciente correcto

Meta #5

Reducir el riesgo de infecciones asociadas con la atención sanitaria

Las infecciones de sitio quirúrgico, infecciones asociadas a catéteres urinarios, infecciones asociadas a catéter venoso central y las asociadas a ventiladores han constituido un reto para quienes trabajan en salud, porque son la causa de largas estancias, complicaciones y muertes en pacientes. En CHSF se ha establecido una campaña permanente en el lavado de manos como la primera y principal medida para reducir el riesgo de transmisión de infecciones, se cumple con altos estándares seguridad en el uso de equipos e insumos en la atención de los pacientes así como la aplicación de las medidas protección tanto para pacientes, visitantes y persona.

Reducir el riesgo de infecciones asociadas con la atención sanitaria

Meta #6

Reducir el riesgo de daño al paciente por causa de caídas

Las complicaciones de una caída pueden ser mínimas o bien severas, y el riesgo de caer es bastante alto en los hospitales, ya sea por el padecimiento mismo, por el tratamiento, la medicación administrada, o por las condiciones físicas del ambiente, en CHSF todos los pacientes son evaluados, desde su ingreso, para identificar el grado de riesgo y el establecimiento de las acciones necesarias para prevenir la ocurrencia de caídas.

La mejor forma de enfrentar todo lo concerniente a la seguridad del paciente es analizando las situaciones que pueden conducir a eventos adversos, de manera metódica y sistemática. Los eventos adversos se definen como “Lesión o daño no intencional causado por la intervención asistencial realizada, no por la patología de base por la cual ingresó el paciente. Estos eventos deben ser analizados profundamente porque son los que en un momento. Los eventos adversos pueden clasificarse en:

  • Eventos Adversos Evitables  definidos como “lesión o daño no intencional causado por la intervención asistencial ejecutada con error, no por la patología de base

  • Evento adverso no evitable, que es la lesión o daño no intencional causado por la intervención asistencial ejecutada sin error, no por la patología de base

Para la seguridad del paciente, se hace énfasis  en los eventos adversos evitables, que son los que están determinados por la presencia de un error humano, que puede ser por omisión  o por acción. Los errores de acción son el resultado de hacer lo que no había que hacer y el error de omisión es no hacer lo que había que hacer.

Definida ya la ocurrencia del evento adverso se procede al análisis exhaustivo  para identificar los factores que condicionaron la ocurrencia del error y si las causas del error están relacionadas con el paciente, la tarea y tecnología, el personal, equipo de trabajo, ambiente organización y gerencia o contexto institucional .  Una vez completado el análisis se procede a la formulación de un plan de acción  orientado a  la prevención de errores, debe incluir además un plan de educación para paciente y familiares,   y muy importante el plan de difusión de las lecciones aprendidas, de tal manera de convertir un evento adverso en una oportunidad de aprendizaje y mejora continua.

Como consecuencia del establecimiento de una cultura de mejora de la calidad y seguridad del paciente se tendrán resultados para todos y cada uno de los participantes en ese proceso, se tendrá una mejor comprensión de la calificación personal, profesional o técnica que se posee, se conformarán verdaderos equipos de trabajo, se mejorará la capacidad de todos y cada uno para evaluar y evaluarse, aprenderán  a identificar las situaciones de riesgo, a reportar las debilidades, a ver cada error como una oportunidad de mejora y de crecimiento,  se logrará una mejor proyección personal, profesional e institucional, se logrará un mejor estatus  en la opinión de la comunidad y esa será  la mejor retribución al esfuerzo realizado.

Bebés que nacieron en Clínica Hospital San Fernando
Tecnología utilizada en Clínica Hospital San Fernando
Campañas de Clínica Hospital San Fernando
Responsabilidad Social Empresarial