Cuidados de salud después de los 50 años para las damas

El cuidado de nuestra salud es siempre importante, a cualquiera edad, pero debemos resaltar que a partir de los 50 años existen cambios físicos y emocionales, que debemos tomar en cuenta con el fin de actuar por tiempo para poder hacer las revisiones médicas de ser necesarias.

Algunas de las consideraciones o cuidados que debemos tomar a esta edad serían las siguientes:

  • Menopausia. En torno a esta edad la mayoría de las mujeres inician la menopausia, que es la caída o la disminución de la producción de estrógenos, la principal hormona sexual femenina. Pero esta disminución no solo afecta nuestro periodo menstrual, también causa otros síntomas como lo que es el incremento de la grasa corporal, sudoración, palpitaciones y diversos cambios emocionales y de temperamento.

Incluye en tu dieta, los antioxidantes (ejemplos de esto son el chocolate negro, vino, zumos), el calcio, mayormente encontrados en lácteos, mejor si son fermentados, vitamina B, la fibra y el zinc, presente en legumbres, mariscos y carnes.

  • Osteoporosis. Si existen antecedentes familiares con mayor razón es necesario que estés pendiente de tus controles médicos. La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos y causa que se fracturen con facilidad. También puedes tener mayor posibilidad de tener osteoporosis si eres mayor de 50 años, fumas, no haces suficiente ejercicio, has tomado medicamentos tipo esteroides por mucho tiempo o medicamentos para las convulsiones.

Después de la aparición de la menopausia, es importante hacer densitometrías entre tres y cinco años como medida de prevención.

Algunos cambios en tu estilo de vida pueden reducir el riesgo de sufrir osteoporosis, mantenerte activa, consumir una dieta rica en calcio y vitamina D y no fumar.

  • Corazón. Con la menopausia y la caída de estrógenos, aumenta el riesgo de sufrir problemas del corazón. Malinterpretamos muchas veces algunos síntomas, como un típico dolor de angina al pecho, se asocia con ansiedad y otras veces se manifiesta como indigestión y por esto se acude tarde al médico. Es importante mantener controles periódicos de la tensión arterial, control de sobrepeso y colesterol además de control de la diabetes.
  • Mamografías. El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en la mujer, la detección temprana es clave para poder curar o prevenir esta enfermedad. A partir de los 50 años es necesario que realices una mamografía al menos cada año. Si existen antecedentes familiares, entonces los controles deben iniciar al menos una década antes.
  • Colonoscopia. Es recomendable que a partir de los 50 años te realices, cada dos años, un test de sangre oculta en heces. Con esta prueba se pueden encontrar si existen los llamados pólipos adenomatosos que son de lesión precancerosa y pueden ser extirparlos a tiempo.

Entre los factores de riesgo son dieta pobre en fibra y rica en grasa, una vida sedentaria, y el consumo de alcohol y tabaco.

  • Insomnio. Las alteraciones del sueño son frecuentes en los adultos a partir de los 50 años, dado a que existen patrones o malos hábitos para dormir por los horarios irregulares para acostarse o levantarse y los excesos de siestas durante el día.

Procurar evitar las cenas muy abundantes que pueden causar pesadez y evitar que se concilie el sueño en modo oportuno, además de mantener un horario fijo para el descanso nocturno.

  • Suelo Pélvico. Se pierde la elasticidad y el tono de los músculos con la menopausia. Esto incluye también la musculatura del suelo pélvico, por esto es por lo que en esta etapa aumenta lo que se conoce como pérdidas de orina. Por esto es importante realizar ejercicios de fortalecimiento del suelo pélvico para evitar que esta musculatura se debilite.

Si inicias a tener problemas donde se te escapa algunas gotas al reír, estornudar o hacer esfuerzo, consulta a tu medico para que pueda valorar que tratamiento seria el mas adecuado.

Los buenos hábitos de salud a los 50 años  pueden evitar problemas mayores posteriormente y evitar más costos en salud para la jubilación. Agende de manera periódica los exámenes correspondientes a su edad y así puede prevenir o anticipar alguna enfermedad.

Además, es importante no olvidar hacer ejercicio cada semana, beber agua abundantemente, reducir la sal en las comidas y vigilar el consumo de grasas buenas que aportan muchas calorías a nuestra dieta.

Noticia #1 – Marzo – Cuidados para mujeres después de los 50

https://www.efesalud.com/salud-a-partir-de-los-50/

https://centradaenti.es/salud-que-vigilar-entre-los-50-60-anos/

https://www.fda.gov/downloads/ForConsumers/ByAudience/ForWomen/FreePublications/UCM554563.pdf

http://haciendavidaplena.com/casa-para-mayores---cuidado-de-las-personas-mayores---proteccion-para-mayores_710.asilos_en_queretaro_hacienda_vida_plena

Share this post