Donación de órganos

¿En qué consiste la donación de órganos?

La donación de órganos consiste básicamente en la remoción de órganos o tejidos del cuerpo de una persona, son procedimientos quirúrgicos similares a la cirugía, con el propósito de realizar un trasplante hacia otra persona. Esta última ha sido previamente diagnosticada de una insuficiencia orgánica por un médico especialista.

Muchas enfermedades pueden causar una insuficiencia orgánica, por ejemplo, la hepatitis, la fibrosis quística, la cirrosis y enfermedades cardíacas.

Los órganos que se pueden donar incluyen:

  • Córnea
  • Piel
  • Hueso y médula ósea
  • Órganos internos: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos, pulmones

Existen donantes en vida y donantes fallecidos. Aunque si la mayoría de las donaciones de órganos y tejido, si bien es cierto, ocurre cuando el donante fallece, algunos órganos (el riñón, parte del hígado o parte del pulmón) pueden ser donados mientras el donante está vivo.

El donante vivo debe estar relacionado con aquella persona hasta el cuarto grado de consanguinidad o el segundo grado de afinidad, en donde se realiza la donación de alguno o parte de sus órganos o tejidos.

Los donantes pueden ser personas de edades y orígenes diversos. En los casos en que el donante es menor de 18 años, sus padres o su tutor deben autorizar el trasplante de órganos. Si es una persona mayor de edad, es decir mayor a los 18 años, puede indicar que desea ser donante inscribiéndose en una lista donantes y también comunicando sus deseos a su familia.

Una persona donante puede salvar o ayudar hasta unas 50 personas.

En Panamá, el 19 de noviembre de 1990 se inició el Programa de Trasplantes de Órganos, en donde se realizó el primer trasplante renal de donante vivo relacionado.

Se estima que hasta la fecha se ha realizado un aproximado de casi 4 mil trasplantes con éxito en nuestro país. Tomando en cuenta que los primeros trasplantes principalmente eran los trasplantes de corneas.

En el año de 1995 se crea la primera Ley de Trasplante, y el 17 de noviembre de 1998 se hace el primer trasplante de donante fallecido.

En el añ0 2010, la Asamblea Nacional aprobó la Ley 3 General de Trasplantes de Componentes Anatómicos con la cual se crea la Organización Panameña de Trasplantes (OPT) entidad adscrita al Ministerio de Salud, responsable de la promoción, donación, extracción, preservación, distribución, intercambio y trasplante de componentes anatómicos.

Normalmente los pacientes en espera de recibir trasplante de órganos y/o tejidos, se mantienen en una lista, en donde se analiza la compatibilidad de los órganos del donante con los posibles beneficiarios.

Los factores comunes que se determinan para compatibilizar los órganos con el paciente de la lista de espera son:

  • Grupo sanguíneo
  • Tamaño del cuerpo
  • Gravedad de la condición del paciente
  • Tiempo de espera del paciente

Sin embargo, hay algunos factores que pueden adquirir mayor importancia dependiendo del órgano que se vaya a donar. Ya que algunos órganos pueden vivir fuera del cuerpo humano más tiempo que otros y en estos casos se debe tomar en cuenta la distancia entre el hospital del donante con el hospital del posible beneficiario.

Estas listas pueden llegar a ser inmensas, ya que no existen la misma cantidad de donantes disponibles para la cantidad de pacientes que lo necesitan.

En el Registro Nacional de Donantes, las personas de manera estrictamente confidencial pueden dejar constancia en vida de su deseo o voluntad de ser donantes después de su muerte, por medio de un documento escrito que se confirma delante de testigos.

La donación se realiza de manera anónima, pero si es recomendable que las personas que tienen intención de ser donantes lo conversen con sus familiares para que puedan conocer sus deseos al momento de fallecer, si desea donar todos o algunos órganos y tejidos, ya que este es el primer paso y el más importante si desea ser un donante.

¿Qué sucede posterior al trasplante de órganos?

Es necesario que el paciente beneficiario se mantenga bajo un régimen de observación para que los médicos puedan evaluar que el trasplante haya sido todo un éxito.

En algunos casos, el cuerpo de manera natural intenta protegerse del órgano trasplantando ya que lo determina como un “invasor extraño”. Existen dos tipos de rechazos, el agudo y el crónico. El rechazo agudo sucede casi de manera inmediata y el rechazo crónico consiste en la disfunción lenta del órgano donado.

Luego de haber recibido un trasplante, procure mantener un estilo de vida saludable. Esto es tan importante para los beneficiarios de órganos como lo es para todos. Seguir una dieta baja en grasas, hacer ejercicios regularmente y evitar el hábito de fumar promueven la salud de su órgano nuevo, así como del resto de su cuerpo. Su médico y el nutricinista del centro de trasplantes pueden ayudarle a elaborar un plan para una dieta saludable y actividad física adecuada durante el proceso de sanación y la transición hacia una vida saludable normal.

Aunque si las donaciones son anónimas, en ocasiones los beneficiarios de órganos quieren agradecer a la familia de su donante. De igual forma a veces las familias de los donantes quieren saber sobre la salud y el bienestar de la persona que recibió un órgano de su ser amado. La posibilidad de este contacto humano eleva el proceso de la donación y el trasplante por encima de cualquier aspecto científico o médico, y lo convierte simple y sencillamente en un verdadero intercambio de vida, gratitud y amor.

Links de referencia

https://medlineplus.gov/spanish/organdonation.html

https://donaciondeorganos.gov/sobre/qt6/process.html

http://www.minsa.gob.pa/sites/default/files/general/anteproyecto_de_ley_general_de_donacion_y_trasplante_26_07_17_3.pdf

https://www.prensa.com/salud_y_ciencia/Salve-vidas-donante-organos-tejidos_0_4348815214.html

https://www.prensa.com/salud_y_ciencia/Panama-cosas-que-debes_saber-sobre_donacion-organos_0_4920257944.html

Share this post