Enfermedad Coronaria en la Mujer

Escrito por: Dr. Ricardo Lyma-Young

A pesar de los avances de la ciencia, el diagnóstico  de Enfermedad Coronaria en la mujer, constituye uno de los primeros problemas en este género.

Estudios tanto Europeos como Norteamericanos demostraron ya, desde el año 2008, que al comparar consultas de Urgencia de un paciente varón con una mujer, que acuden por sintomatología de dolor torácico a un hospital, el síntoma era infravalorado en el caso de las mujeres, más si el mismo se presentaba en el contexto de una situación de estrés, produciendo esto,  tasas inferiores de diagnóstico y de tratamiento adecuado en pacientes con real enfermedad coronaria.

Esto aunado a que los síntomas pudieran variar desde el clásico dolor torácico opresivo, hasta dolor de cuello, dolor de espalda o solamente falta de aire, producía, que aun en los casos de duda donde se consultaba a un  especialista,  cuando los pacientes eran masculinos  se generaban más (consultas) que cuando  eran damas.

En relación al tratamiento, estudios que evalúan la calidad de atención, indican que la terapia adecuada en pacientes con enfermedad coronaria  ascendió a 47% en los masculinos y solo a 13% en las pacientes femeninas.

En cuanto a mortalidad, los datos indican que cada minuto en los Estados Unidos y aproximadamente cada 6 (minutos) en la Unión Europea, muera una mujer por Enfermedad Cardiovascular. 

Esta situación evidentemente, ha llamado la atención a que la comunidad médica mire con detenimiento este grupo poblacional.

Por esto, particularmente en la Comunidad Europea se está incentivando, no solo el estudio adecuado de estas pacientes, sino los estudios provocativos de isquemia, los cuales aunados a técnicas de imagen como el Ecocardiograma o la Medicina Nuclear, aumentan la posibilidad del diagnóstico y el tratamiento temprano y preciso.

Estudios efectuados por la autora española Pilar Mazón, afirma que : "la enfermedad cardiovascular en la mujer es más frecuente de lo que pensamos, más grave de lo que esperamos, la diagnosticamos menos de lo que debemos y la tratamos peor de lo que creemos".

Finalmente, creemos que la comunidad médica local, debe afinar su juicio clínico y  herramientas diagnósticas, incluyendo los estudios angiográficos, cuando estén indicados así como mejorar los esquemas terapéuticos, todo lo cual redundará en menos muertes cardiovasculares.

En la Clínica Hospital San Fernando, ya se llevan a cabo las adecuaciones para incentivar a pensar en la patología y a mejorar las herramientas de diagnóstico en este grupo de pacientes, ya que es sabido que en este momento la enfermedad cardiovascular es la causal de casi el 50% de las muertes en Europa y el 30% de las muertes a nivel mundial, a sí como la principal causa de invalidez y de disminución de la calidad de vida. 

Se pronostica que uno de cada 8 hombres y una de cada 17 mujeres, morirá antes delos 65 años, si no se implementan mejores controles.

 

 

Share this post